sábado, 8 de noviembre de 2014

AT&T anuncia compra de empresa Iusacell


AT&T acordó con el Grupo Salinas adquirir en 2 mil 500 millones de dólares a la compañía telefónica mexicana Iusacell, operación en la que se incluyen los adeudos.
Bajo los términos del acuerdo alcanzado, AT&T adquirirá toda la red móvil de Iusacell, incluyendo las licencias, activos de red, tiendas minoristas y los contratos de aproximadamente 8.6 millones de suscriptores. La operación se consolidará una vez que Grupo Salinas, actual propietario del 50 por ciento de Iusacell, cierre la compra anunciada del otro 50 por ciento de Iusacell, del cual aún no tiene bajo su poder.

Iusacell ofrece servicios móviles bajo dos marcas Iusacell y Unefón con una red que hoy cubre aproximadamente el 70 por ciento de los cerca de 120 millones de habitantes de México. AT&T tiene previsto ampliar la red de Iusacell para cubrir a millones de consumidores y empresas adicionales en México.


"La adquisición de Iusacell es el resultado directo de las reformas constitucionales promovidas por el presidente Enrique Peña Nieto para fomentar mayor competencia y más inversión en México. Estas reformas, junto con las buenas expectativas económicas para el país, el crecimiento de la población y la creciente clase media, hacen de México un lugar atractivo para invertir", afirmó Randall Stephenson, Presidente y CEO de AT&T. "Iusacell nos da la oportunidad única para crear por primera vez un área de servicio móvil en América del Norte que cubrirá a más de 400 millones de consumidores y empresas tanto en México como en Estados Unidos. No importa en qué país estés o de qué país llames: será una sola red, una sola experiencia para el usuario”, recalcó.
“Aunque el internet móvil en México todavía está en su infancia, la demanda crece rápidamente", comentó Stephenson. "Esta es una oportunidad para nosotros de proporcionar a Iusacell los recursos financieros, economías de escala y experiencia para acelerar el despliegue de la capacidad en velocidad y calidad de Internet móvil de clase mundial en México, como el que tenemos en Estados Unidos."

México tiene la segunda economía más grande y uno de los más altos PIB per cápita en América Latina. El país hoy en día goza de una sólida calificación de crédito, una inflación relativamente baja, y un bajo nivel de desempleo.

Iusacell opera una red móvil 3G basada en la tecnología global GSM / UMTS, misma que utiliza AT&T en los Estados Unidos. Iusacell posee entre 20 y 25 MHz de espectro en  el rango de 800 MHz, principalmente en el centro y sur del país, incluyendo a la Ciudad de México y Guadalajara, así como un promedio de 39MHz de espectro PCS en todo el país.

Además, en la negociación se plantea que la empresa Total Play de Iusacell, incluyendo los activos necesarios para proveer  los servicios de televisión de paga y servicio fijo de banda ancha, serán cedidos a los actuales accionistas del Grupo Salinas antes de que AT&T cierre la adquisición de Iusacell.

AT&T considera que Iusacell representa una expansión geográfica natural de su cobertura de servicios móviles en un país con una economía en franco crecimiento que además mantiene estrechas relaciones con la economía de Estados Unidos.

Los cambios recientes en las políticas regulatorias en México han creado un clima favorable para la inversión extranjera.
Esta transacción proporciona a AT&T los elementos necesarios para crear por primera vez un área de servicio móvil en América del Norte para los usuarios de Estados Unidos que visiten o llamen a México, y para los usuarios mexicanos que visiten o llamen a Estados Unidos – sin importar si viven cerca de la frontera o a miles de kilómetros de distancia. La amplia y creciente población hispana de los Estados Unidos tiene estrechos vínculos con México y muchos clientes empresariales de AT&T tienen operaciones en México. México es el tercer socio comercial de Estados Unidos.
El porcentaje de la población de México que cuenta con servicio móvil es menor al promedio en América Latina. La penetración de teléfonos inteligentes en México es aproximadamente la mitad que en Estados Unidos. AT&T espera que a medida que el precio para adquirir un teléfono inteligente siga disminuyendo y la disponibilidad de redes de telefonía móvil de mayor velocidad en México aumente, habrá una mayor adopción de teléfonos inteligentes y un uso de Internet móvil más amplio. Todos estos factores, junto con el crecimiento de la economía mexicana, una población relativamente joven, el avance de sus niveles de urbanización y el incremento en sus ingresos, generarán una creciente demanda de servicios móviles de alta calidad y de velocidad en los siguientes años.
Iusacell mantendrá su sede en la Ciudad de México, una vez que se cierre la transacción. 
AT&T y Iusacell creen que el potencial de sinergias derivadas de esta combinación incluirá: mayor número de clientes debido a la posibilidad de crear un área de Servicio Móvil en América del Norte única en su tipo, que cubrirá más de 400 millones de consumidores y empresas en México y Estados Unidos; economías de escala a través de oportunidades de compras combinadas; y el intercambio de mejores prácticas. AT&T tiene un sólido historial de éxito en las empresas que adquiere y de cumplir con sus compromisos financieros.
AT&T afirmó que Iusacell representa una buena oportunidad de crecimiento a largo plazo, con requerimientos de flujo de efectivo y gastos de capital a corto plazo manejables.
Tanto AT&T como Iusacell son líderes en responsabilidad social con un fuerte compromiso de retribución a las comunidades en las que operan. En conjunto, la compañía combinada trabajará para mejorar mutuamente sus iniciativas de responsabilidad social para sus empleados y comunidades.
Los empleados de Iusacell y AT&T se verán beneficiados con oportunidades personales de desarrollo global, así mismo contribuirán con sus conocimientos y experiencia para el crecimiento continuo de la organización.
La transacción está sujeta a revisión por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras de México. AT&T espera que la transacción se cierre en el primer trimestre de 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada